top of page

CARBOXITERAPIA



Hace ya unos años que oímos hablar de este nombre, y además lo asociamos a tratamientos de estética, como adiposidad localizada, celulitis, estrías de distensión, laxitud cutánea, ojeras, alopecia….


Y este maravilloso aparatito funciona con un gas del cual también hemos oído hablar: el CO2

Esta práctica no es nueva, sino que viene usándose desde 1932 en práctica clínica.


Consiste en administrar por vía subcutánea el gas CO2, con un dispositivo cuya seguridad está certificada por el Ministerio de Salud. En QUANTUM depositamos nuestra confianza en un equipo de alta calidad, el CDT LIGHT. El oxígeno es el gas encargado en nuestro organismo de que la piel se vea tersa, y luminosa. En el momento que inyectamos CO2, la hemoglobina detecta que hay saturación de este gas, se lo lleva y en su lugar deja el oxígeno.


Además el dióxido de carbono en el organismo es capaz de segregar serotonina, catecolaminas e histamina para dar lugar a la dilatación vascular y relajar el tejido subcutáneo.


A partir de este momento conseguimos :

  • Mejora en la microcirculación

  • Aumento de la elasticidad de la piel (fuera piel flácida)

  • Corrección de las irregularidades de la piel

  • Y todo esto siendo un tratamiento seguro, sin ningún tipo de toxicidad.

  • Usamos una aguja muy fina que apenas provoca hematomas (tan solo se dan casos en un 5%) y que en ese caso desaparecen en pocos días

  • El paciente puede sentir si palpa la piel con los dedos una ligera crepitación que desaparece después de los primeros minutos de tratamiento.

Vale la pena probarla.

Comentarios


bottom of page